Si tu cabello está más sensible, las puntas abiertas, se encrespa y se rompe con facilidad es posible que no esté debidamente hidratado.

Las posibles causas son mala alimentación, contaminación (tanto del agua como del aire), o también por un castigo al cabello por productos o por un excesivo contacto. Con falta de hidratación, las escamas del cabello se abren, dificultando su peinado, perdiendo brillo e incluso provocando su rotura. Una falta de hidratación del cabello por un tiempo prolongado puede derivar en un problema estructural del cabello y entonces el cabello requiere otro tipo de tratamiento.

Un tratamiento de hidratación puede consistir en una aplicación de mascarilla (aplicada con la humedad y la temperatura y durante el tiempo adecuado) o un tratamiento más intenso combinando la mascarilla adecuada para su tipo de cabello con una ampolla de hidratación profunda que nutra incluso el núcleo del cabello.

“La aplicación de mascarilla por un estilista profesional en Dania Peluquerías tiene un coste entre 3€ y 4€ (recomendable solo si se necesita hidratación y no más de una cada 15 días). La aplicación de ampollas de hidratación son 10€ (en casos extremos o con cabellos finos, y nunca más de una al mes). Para tratamientos más intensivos consulté en el salón con el profesional” 

La elección de la mascarilla con la ayuda de un profesional es importante, pero la correcta aplicación del producto es vital para conseguir los efectos necesarios. Una aplicación correcta de una mascarilla cada quince días es más efectiva que la mala aplicación de la mascarilla diariamente.

¿Pero que ocurre si el problema de hidratación es sobre un cabello fino? La mascarilla no está recomendada para el cabello fino pues lo deja apelmazado y sin volumen. Las diferentes casas de productos tienen “mascarillas” o “cremas” preparadas para ese tipo de cabello, que cambia la aplicación del producto y los tiempos, pero no siempre se consigue los mejores resultados. con ese tipo de cabello, nuestros profesionales de Dania Peluquerías recomiendan empezar con las ampollas de hidratación y prescindir de la mascarilla y combinarlas con champús suaves.