A medida que los niños crecen van logrando autonomía a la hora de peinarse, un buen corte facilitará esta tarea.

El peinado y el corte de los niños suelen decidirse en función de una serie de factores entre los que destacan el tipo de cabello, el gusto de los padres, el gusto de los niños y por supuesto, el consejo de un profesional experto.

Es importante tener en cuenta el tipo de pelo que tiene el niño antes de decidirse por un corte de cabello: Liso, ondulado o rizado; normal, seco o graso; fino o grueso. Los remolinos también son un factor decisivo a la hora de realizar el corte, ya que nacen en sentido contrario al del resto del cabello; su ubicación puede variar: nuca, coronilla, flequillo, etc. Que si bien no pueden eliminarse, pueden disimularse con un buen corte.

En los niños mayores el lavado es imprescindible, sobre todo cuando vienen de jugar, correr, o del colegio. Las melenas, aunque sean cortas, deben lavarse previamente, ya que el pelo húmedo caerá con naturalidad, de esta manera se realizará el corte correctamente. Los pelos muy cortos, en los que se usa maquinilla, pueden lavarse al finalizar el corte para eliminar los molestos pelillos que quedan en la cabeza antes del peinado final.

PDania-peinado-ninios-2

Antes o después del corte, los profesionales de los salones Peluquerías Dania te informarán cuando es el mejor momento del lavado.